Dolores Leis

"No importa cuán lentamente avances mientras no te detengas"

Perros callejeros

Perros callejeros

Para Barbi y Pampita
que me miman cuando estoy y me añoran cuando marcho

Cada pocos pasos, tropiezas con un perro callejero. En el país de dónde vienes la gente los ignora y cambia de dirección, o se acerca a ellos con la oculta intención de apartarlos del camino.
En esta ciudad con nombre de apóstol, los cuidan como lo que son, compañeros, aunque el pedigrí escasee y la apariencia no presuma buena raza. El barrio, aquí lo llaman Comuna, que te acoge, recorta sus viandas y las comparte con ellos, siempre hay unos metros, cuadrados o lineales, para albergar a un nuevo miembro en la familia, aunque tenga cuatro patas, y hablo de gente trabajadora que en su mayoría hace florituras para llegar a fin de mes.
Va esta entrada por ellos, por las mascotas, por los amigos, por su alegría traducida en ladrido, por sus carreras y sus juegos. Por hacernos sonreír y acurrucarse a nuestro lado cuando nos saben tristes. Por darnos esa excusa que nos invita a pasear por el jardín.

Dolores Leis

Anuncios

Navegación en la entrada única

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: