Dolores Leis

"No importa cuán lentamente avances mientras no te detengas"

Jirones

mujer difuminada

Frente al televisor, culebrones.
Culebrón mexicano repetido
¿De qué año estamos hablando?

Fue en Semana Santa
y viajabas a Las Palmas,
aterrizaste con dos niños
y sueños en las maletas.

Ya en el hotel, apenas a dos calles
Las Canteras (playa de pobres decían),
una habitación con tres camas,
mínima cocina y enorme bañera
donde arrancarse la arena y la sal,
espacio desperdiciado para un cuerpo
que atesora demasiada
ciudad entre las venas
para poder apreciarla.

Ese culebrón también lo he visto.
¡Pobre Lola Calamidad!
¡Tan parecida a ti!
Tan sola y vapuleada,
desgreñada y sucia
con la ropa raída
metáfora del alma.

Al borde del llanto
pulsas el Off
y escapas de casa.

Hoy no me busquen
porque de mí
no encontrarán nada.

Dolores Leis Parra

Anuncios

Navegación en la entrada única

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: