Dolores Leis

"No importa cuán lentamente avances mientras no te detengas"

Mutiladas y maltrechas… Libre

Alas

Desde niña me enseñaron que para conseguir algo hay que esforzarse y ser la mejor, porque si te duermes en los laureles eso que deseas te lo arrebatan quienes tienen mayor fortaleza, inteligencia, constancia, empeño y/o suerte. Lo curioso es que a pesar de que en mi casa imperaba esa filosofía, nos partían las alas -quiero pensar que de manera inconsciente- para evitar que los sueños volaran demasiado lejos. Y así crecí en ese quiero y no puedo, en ese miedo a levantar la voz, en ese miedo a vivir lo que por derecho me correspondía.
Han pasado más de cuarenta años y esas alas se despliegan de nuevo, mutiladas y maltrechas pero con la fuerza y decisión suficientes para volar a donde el viento, el corazón y los sueños me lleven. Aprendí, entre risas y lágrimas, que no es necesario ser la mejor para alcanzar la felicidad y puedo asegurarles, señores, que a estas alturas de la película es lo único que persigo.
Ser feliz es mi tan ansiada meta; el resto lo iré recolectando del camino. Pequeños instantes perfectos en días imperfectos que me provocarán una gran sonrisa que compartir -o no- con ustedes. Hay parcelas en que la felicidad es sólo cosa de dos.
Dolores Leis
Anuncios

Navegación en la entrada única

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: