Dolores Leis

"No importa cuán lentamente avances mientras no te detengas"

Archivar para el mes “mayo, 2015”

Noche

chica-estrellas-noche-triste-sola

Empezó el día con niebla en la mirada y la bruma gris del silencio.
Llegó el ocaso entre risas infantiles y ruedines de bicicletas en el patio.
La esperanza se abre paso a través de la noche.
Hoy, mirar por la ventana, invita a soñar.

Dolores Leis 

In Situ

1234476693404_f

Regresaste.
Te preguntó si lo harías y dijiste «sí», con la inconsciencia del que busca revivir la felicidad. ¡Qué difícil cuando asaltan -a todas horas- los recuerdos! Grita el llanto y huyes sabiendo que jamás escapas.

Regresaste.
Te creías fuerte y caíste –como caen los necios- en la trampa de la escalera que subes y bajas esperando su llegada. El beso. El vuelo de la falda ascendiendo ansiosa por sentir sus manos. Humedad que aguarda.

Regresaste.
Hay testigos. Fotografías enredadas en niebla –es fácil culpar al objetivo en lugar de a las lágrimas-. El móvil no da para más pero dejó constancia de que fuiste y no hubo encuentro. In Situ la memoria solitaria.

Dolores Leis Parra

Torbellino

p

Cuando los dedos se niegan
imposible dar voz a las palabras.
Cuando la garganta enmudece
las manos gritan lo que sientes.

Dolores Leis Parra

«Bienvenidos…»

bienvenidos a nada

El hotel del abismo abre sus puertas
te invita con un guiño
de luces de neón:
«Bienvenidos a Nada».
Te envuelve al entrar
Nada hagas
Nada digas
Nada sientas
Nada.
Un hotel llenito de fantasmas
que no debes temer;
teme a los vivos que malditos
devoran desde la Nada
las ilusiones
los sueños
los años habidos y por haber:
todo reducido a Nada.
Nada tienes
Nada vales
Nada eres…
Nada.

Dolores Leis Parra

Navegador de artículos