Dolores Leis

"No importa cuán lentamente avances mientras no te detengas"

El grito

El grito de Munch

El grito de Munch

No hubo voz, tan solo el hueco que invita a lanzarse al abismo.
Dedos, de uñas afiladas, rasgan la piel del rostro
arando surcos donde sembrar su grito mudo,
presagio  inesperado del dolor en un siglo
que nace con las manos manchadas de sangre.
El mar engulle la esperanza y remite un pagaré vencido,
cantos de sirena,
intereses disfrazados de locura y miedo.
Nada.
La muerte negra, por duplicado, nos viene a la zaga.

Dolores Leis Parra

Anuncios

Navegación en la entrada única

2 pensamientos en “El grito

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: