Dolores Leis

"No importa cuán lentamente avances mientras no te detengas"

El beso

El beso de klimt

Siento mariposas en el estómago agitando sus alas revoltosas.

Me atrapas y no deseo escapar, cierro los ojos vencida a la caricia de tus manos, al roce de tu boca, a este beso que me rinde ante ti.

Este cuerpo que juró no entregarse nunca, cae derrotado sin presentar batalla al contacto de tus labios.

El odio provocado por la flecha de Eros me abandona y, con él, el rechazo que siento. Nace el deseo en un corazón endurecido por el paso del tiempo. Corazón que prefirió negarse, antes que sufrir por ese amor que cantan los juglares en las plazas y, nunca descubrirá si existe en realidad.

Separado por un océano de mentiras.

La inmensidad del Olimpo.

Hogar de dioses… 

Suspende el pintor su pincel y se apiada. Retrata ese instante en que tu cuerpo me atrapa plasmando, en oro y plata, el sabor de tu beso.

Un hermoso lienzo exhibido a miradas ajenas que nunca sabrán de mi dolor por no poder alzar el vuelo en pos de tus pisadas. Me obliga la leyenda a aceptar raíces, donde antes hubo alas.

Dolores Leis Parra

Anuncios

Navegación en la entrada única

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: