Dolores Leis

"No importa cuán lentamente avances mientras no te detengas"

Princesa de mi cuento de hadas

Trenzó el cabello para usarlo a modo de soga y descolgándose por la ventana, fue a caer en brazos del enamorado que la esperaba.

Nadie le habló de trenes que explotan al llegar a la estación de destino; ni de mártires que se inmolan, en medio del zoco un sábado por la mañana; tampoco de adolescentes armados en gimnasios de instituto.

No sintió puño alguno, descargar golpes sobre su rostro; ni escuchó palabras que humillan. Ni siquiera imaginaba, que existen dedos lascivos que manosean ansiosos, incipientes senos infantiles.

Sonreía ilusionada por escapar de su encierro, pero en tierra firme y frente a frente, vencido el rubor levantó la vista, cruzó su mirada con los ojos inyectados en sangre del caballero y horrorizada, utilizó el cabello a modo de escala para encerrarse de nuevo en su torre de marfil.

Dolores Leis Parra

Anuncios

Navegación en la entrada única

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: