Dolores Leis

"No importa cuán lentamente avances mientras no te detengas"

Archivar para el mes “diciembre, 2013”

Balance

Se acerca año nuevo y toca hacer balance. La idea no es original, pero sí necesaria para afrontar 2014 con la mente clara y fuerza para acometer nuevos proyectos. Y por supuesto, no caer en antiguos errores.

En mi caso, no es novedad que 2013 ha sido un año de luces y sombras. Ya finales de 2012 se perfilaba con muchísimas sombras, tantas que el negro se quedaba tenue para describirlo. Las doce campanadas trajeron decisión y fortaleza, ganas de no conformarse ni quedarse parado, caminar siempre hacía adelante, sin descartar retroceder un poco para tomar impulso. Pero conforme el nuevo año fue avanzando, los negros se tornaban grises, los grises blanco sucio y los blanco sucio, blanco roto. Me baso en los blancos de los trajes de novia, blancos por excelencia, pero hay tal gama de ellos que ignoro si alguna vez conseguiré distinguirlos, lo que espero es no llegar nunca al blanco inmaculado, porque entonces será igual que no tener sueños por cumplir.

¿Errores?

Corregir, corregir, corregir. Sí querido profe, he aprendido la lección.

Haber defraudado a algún amigo.

Constancia y rutina de trabajo. Querido poeta, tomo nota del consejo.

Postergar las visitas a familia y amigos, en la certeza de que saben que les quieres y si no les ves hoy, los verás mañana.

Demasiadas horas de televisión. Lo confieso soy fan de Divinity, me divierte y no me llevo disgustos.

En fin, no voy a enumerarlos todos, lo primero porque no deseo aburriros, lo segundo porque ahora mismo no se me ocurre ningún otro, y lo tercero y no por ello menos importante, porque no creo que sean tan graves si no soy capaz de recordarlos (prometo seguir haciendo memoria).

Confesada la parte pública de mis pecados, solo me queda preguntar:

Y vosotros ¿Habéis hecho balance?

Dolores Leis Parra

Anuncios

Regalos

P1020267

Desde hace muchos años en mi casa, nunca falta el árbol de navidad y a sus pies la mañana de reyes, un libro envuelto en papel decorado para la ocasión.

Lo más común es que el nombre de la persona a quién va destinado sea el mío, aunque alguna vez nos hemos sorprendido con que los Reyes Magos han cambiado la etiqueta y el regalo ha ido a parar a manos de Gloria o de Daniel. Nunca a Manolo, porque estos hacedores de sueños son sabios y saben que mi marido es abrir uno y quedarse dormido.

Este año y para no variar, mi carta está llena de títulos que deseo conseguir. Bien aprendida la lección de no comprar nada cuando hay festividades cercanas, aguardo paciente hasta enero. Después de esa fecha amenazo con visitar las librerías del barrio.

Aunque siempre se dice que en España no se lee, yo sé que serán muchos los hogares que pedirán ese compañero como regalo. No los olvides cuando escribas tu carta a Papá Noel o a los Magos de Oriente. También le facilitarás la vida a tu amigo invisible, porque con un libro siempre se acierta.

Puedes elegir, poesía, ficción, histórico, biografías, ensayo, juvenil, cuentos infantiles… Un abanico de posibilidades con el que satisfacer a todos ¿De verdad ninguno encaja en tus gustos?

Iniciada oficialmente este año mi trayectoria como escritora, me alegra pensar que quizás mi novela (léase con mucho orgullo el mí) sea ese presente que alegre la mañana de navidad de algún lector. ¿Qué cuál es su título? No sé si es lícito publicitarlo en el blog. Aún así no soy tan tonta, en la parte de arriba a mano izquierda tenéis un enlace con la web dónde habla sobre ella. En el apartado de “Novelas” hay otro denominado “Puntos de venta”, ahí se encuentran las librerías de Rivas Vaciamadrid y de Madrid capital dónde podéis encontrarla; sin olvidar la Papelería Sanz de Caspe (Zaragoza), la Papelería Ayala de Ceuta y por supuesto la página web de la editorial dónde también se puede adquirir. Además estoy invitada a firmar ejemplares en una librería del barrio (Rivas Vaciamadrid) el próximo día 21, con lo que puede ser, si así lo deseas, un regalo personalizado con dedicatoria y firma.

En breve os daré más información sobre el evento y recordad que un libro es el compañero perfecto en invierno, al calor de la estufa, o en verano, disfrutando del sol en un banquito del parque.

¡¡¡Feliz Navidad!!!

Dolores Leis Parra

La cata

La cata

Regresó al coche, en el maletero aún quedaban un par cajas; poco equipaje teniendo en cuenta, que albergaban todo su pasado. Buscar el lugar idóneo para cada cosa, apenas le llevó unos minutos.

Satisfecha, se recompensó por el trabajo bien hecho descorchando un reserva de 2009, Ribera por más señas. Se sirvió una copa, observó, aspiró, brindó y cató. Era excelente. Después, sonriendo malévola derramó el resto del vino por el fregadero.

Su marido la observaba con ese rictus enojado que nunca le abandonaba. Pero ya no le temía. Quedó sepultado en aquella bodega junto al amor de su vida.

Dolores Leis Parra

Navegador de artículos