Dolores Leis

"No importa cuán lentamente avances mientras no te detengas"

La novia (microrrelato)

Contemplaba desde las rocas como en el mar, la novia remaba contra las olas. Su bello rostro se transformó en un gesto de terror al comprender, que si el traje se mojaba, el peso la hundiría sin remedio.

― Resulta hermoso ¿no es cierto?

El susurro a su lado distrajo su atención, siguió con la mirada aquella mano que emergía de la penumbra, más lo que allí vio no fue suficiente como para hacerle perder el interés por lo que sucedía en el enfurecido mar, dónde la novia luchaba por sobrevivir, contuvo la respiración, si sus ojos claros, no se hubieran clavado en los suyos antes de desaparecer entre las altas olas, ella, habría dejado de respirar eternamente.

Era una más entre ellas. Traje blanco y velo sobre el rostro. Bajo el ruedo del vestido asomaba insolente uno de los zapatos  con el lazo de raso que perteneciera a su madre.

Comprendiendo se quitó los guantes, arrojándolos hacía la presencia que intuía sin ver. Bajó hasta el mar, sería fácil hundirse, aquel traje se convertiría en su mortaja. Alcanzó a ver como las novias de la orilla se alejaban, sus últimas palabras la hicieron sonreír.

― Podéis regresar a casa.

Dolores Leis Parra

Anuncios

Navegación en la entrada única

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: