Dolores Leis

"No importa cuán lentamente avances mientras no te detengas"

Miles de sonrisas pintadas en el rostro

Es curioso pero cuando la sonrisa aflora a mis labios justo antes de abrir los ojos. En el momento del despertar. Cuando disfruto de esos minutos haciéndome la remolona en la cama, dudando si poner los pies en el suelo o esperar cinco minutos más; siempre pienso que será un día fantástico, lleno de armonía y buenas noticias. Y no porque yo sea una persona intuitiva, para nada, simplemente porque me encanta creer que con una sonrisa todo va a funcionar “a mi manera”.

Van pasando las horas, y nada sucede que confirme el vaticinio inicial. Pasan cosas por supuesto, ni buenas ni malas, cosas que te dejan con la ambigüedad de no saber muy bien si traerán lodos o buenas cosechas. No llega ese wasap en el que mi hija me dice ( imagino que saltando de alegría) que ha aprobado aquel examen tan difícil al que se presentó; tampoco correos con buenas noticias, ni comentarios optimistas y alegres, positivos y alentadores…, por no llegar, no llegan ni correos, ni comentarios, aunque sean tristes… Afirmo que esto último es motivo de alegría.

Mi hijo siempre dice que es culpa mía, que espero email que no tienen porque llegar. Pero yo no cejo, ni pierdo la esperanza, menos en días como el de hoy que he despertado con miles de sonrisas pintadas en el rostro.

Dolores Leis Parra

Anuncios

Navegación en la entrada única

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: