Dolores Leis

"No importa cuán lentamente avances mientras no te detengas"

Cuando la timidez deja de ser una cualidad

Siempre nos advierten contra el exceso de timidez, pero cuando uno la padece, es inútil cualquier consejo que amablemente se nos ofrece para vencerla.

Luchando contra lo que el diccionario tacha de cualidad, se hallaba Manuel en aquella sala. La parte racional de su cerebro decía “ve, acércate, habla con ellos”; la parte irracional por su lado, no dejaba de gritar “¿y si no es oportuno?, ¿si piensan que eres un arrimado, un adobado como tacha la juventud a ese tipo de personas? Qué dilema, que tortura; seguía con aquel diálogo interno; si opto por no ir, pueden pensar que soy antipático y maleducado, después de todo aquel caballero de la izquierda me ha sonreído al entrar, yo diría que hasta le conozco. ¡Claro, es el vecino del quinto!, pero nunca he hablado con él; maldito ascensor que nos hace perder el contacto con lo más cercano… Debería ir. Mira Manuel, parece que te sonríe de nuevo, pero… algo le está diciendo a la muchacha que está junto a él, seguro que están hablando de mí. Si ya lo decía yo, no tenía que haber venido. Aunque tal vez, no sea yo el objeto de su conversación… Pero claro… tengo que serlo; mírala, si hasta se está riendo. Por favor, por favor, que no sea de mí… ¿Qué hago pues? ¿Saludo o me voy sin decir nada? Si me acerco sé que enrojeceré, siempre este maldito rubor que sube y sube hasta la raíz del cabello… ¿Me marcho? Si lo hago perderé la oportunidad de conocer gente estupenda con la que probablemente pasaría una bonita velada. Tengo que decidirme, soy simpático, mi cultura es aceptable y además soy divertido, nada hay en mí que pueda provocar el rechazo en estas personas… ¿Y si me pongo nervioso, si digo algo que no es apropiado o tartamudeo? Mejor me voy, sonrío educadamente y les doy las buenas noches. Ves, no ha sido tan difícil. Ahora a casita, un tortillita de gambas y un cola cao. Mañana será un buen día para empezar a luchar contra la timidez”

Dolores Leis Parra

Anuncios

Navegación en la entrada única

2 pensamientos en “Cuando la timidez deja de ser una cualidad

  1. Curiosa situación y bien llevada. Abrazos, Loly.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: